InicioNoticiasÍndiceRevistero por temasSuscripciónEvaluación   Revista de salud laboral para delegadas y delegados de prevención de CC.OO.
ISTASBuscarBúsqueda avanzadaInformaciónContacto
artículo siguiente
artículo anterior
Sumario nº 11
imprimir
Enviar a un compañero/a
Comentar el artículo

Reportaje

PERE BOIX

Tras su segunda edición el Foro ISTAS de Salud Laboral está consolidándose como una experiencia singular. Un lugar de encuentro entre expertos del mundo profesional y del movimiento sindical para abordar problemas relacionados con la salud de los trabajadores atendiendo tanto a su dimensión científica como a la vertiente social. El pasado mes de noviembre casi 300 personas tomaron parte en el II Foro ISTAS de Salud Laboral, celebrado en Madrid, en el que se abordó el tema de la vigilancia de la salud como instrumento de prevención. Un 40% de los asistentes eran médicos del trabajo, otro 40% sindicalistas y el resto, técnicos en prevención. De lo aportado y debatido durante los tres días que duró la reunión, resumimos algunos de los temas más relevantes. La documentación completa puede consultarse en www.istas.ccoo.es

Los reconocimientos médicos rutinarios no sirven

Cada año se hacen millones de reconocimientos médicos a trabajadores en nuestro país sin que ello redunde en una prevención más eficaz. Al menos un 20% de las empresas que los realizan ni siquiera disponen de la evaluación inicial de riesgos. Los reconocimientos médicos se han convertido en una práctica rutinaria y sin ningún sentido preventivo.

El verdadero enfermo no es el trabajador sino el puesto de trabajo. El Dr. Norbert Wagner, de Hamburgo, se preguntaba si en vez de los 3.000.000 de reconocimientos médicos que se realizan anualmente en Alemania no sería más rentable 'realizar un examen sobre la 'salud de la empresa' para organizar una prevención eficaz... (y no) perder el tiempo con exámenes médicos individuales en gran parte ineficaces'.

En los reconocimientos rutinarios se realizan multitud de pruebas innecesarias. David Atkins, Director del grupo de Trabajo sobre Servicios de Prevención de los EE.UU., afirmaba en una videoconferencia desde Washington que no está recomendado incluir en los exámenes de salud, sin un motivo específico, pruebas diagnósticas como el electrocardiograma, los análisis de sangre y orina o las pruebas funcionales hepáticas.

Carlos Aníbal Rodríguez, experto de la OIT y representante oficial de la OMS en el II Foro ISTAS, expuso dos condiciones para que esta actividad médica periódica tenga utilidad preventiva: 'la adopción de instrumentos sensibles y específicos'. De esta forma, según el Dr. Rodríguez, se pueden 'detectar alteraciones de la salud, inducidas por los agentes de riesgo presentes en el medio ambiente de trabajo, en fase precoz y reversible'.

 

 

Una oportunidad para la prevención

Surgieron en el Foro críticas a la Administración por su falta de coherencia preventiva en tanto que entidad empleadora, por la descoordinación entre los departamentos de Sanidad y Trabajo y por su permisividad hacia los reconocimientos inespecíficos con cargo a cuotas de la Seguridad Social que siguen realizando las Mutuas.

Se valoró que la integración de la vigilancia de la salud en la actividad preventiva multidisciplinar es una oportunidad para impulsar una práctica más coherente y menos burocrática en la que la verdadera preocupación sea la salud de las personas. Montserrat García Gómez, del Ministerio de Sanidad, expuso las acciones que desde la administración sanitaria se están impulsando con este objetivo, especialmente la elaboración de protocolos específicos para orientar la vigilancia de la salud a los riesgos presentes en el puesto de trabajo.

La aportación de Liliana Artieda, del Instituto Navarro de Salud Laboral, causó especial impacto. Planteó cómo la Comunidad Foral de Navarra que representa un 1,5% de la población asalariada española declara, sin embargo, casi un 10% de las enfermedades profesionales del conjunto del Estado. Tras mostrar con datos que la explicación de esta paradoja no es que los trabajadores navarros soportan unas peores condiciones de trabajo ni que Navarra concentra un mayor número de actividades de riesgo, su conclusión fue que éste es el resultado de más de diez años de actuaciones llevadas a cabo en Navarra para mejorar el sistema de declaración de enfermedades profesionales.

No es solamente un tema médico

Laurent Vogel, de la Oficina Técnica Sindical Europea de Salud Laboral (BTS), señaló los conflictos sociales que plantea la vigilancia de la salud tanto frente a la patronal, para la que 'la cuestión central está en no perder su poder de control sobre la fuerza de trabajo', como en relación a los gobiernos 'porque plantea un debate sobre los sistemas públicos de evaluación del impacto del trabajo sobre la salud'. Señaló también que 'existen grupos de presión de profesionales que no siempre ayudan a esclarecer los problemas'.

Tanto Vogel como Neus Moreno, por parte de CC.OO., abordaron una serie de puntos cruciales para la acción sindical en este campo. Uno de ellos es el rechazo radical a la discriminación laboral y a la selección médica de los trabajadores. Reivindicaron el respeto por los derechos individuales y apostaron por una vigilancia de la salud no solamente individual sino colectiva. Neus Moreno insistió, además, en la necesidad de revisar ciertas tendencias medicalizadoras de la prevención que todavía perduran en buena parte de los convenios colectivos .

En el acto de clausura Joaquín Nieto, Secretario confederal de Salud Laboral de CC.OO., reivindicó la aplicación inmediata de las nuevas orientaciones normativas sobre vigilancia de salud y propuso un Plan Nacional de Vigilancia de la Salud. La experiencia de cuatro años nos enseña que es necesario insertar un eslabón entre la letra de la ley y la práctica diaria. Este eslabón deben ser unos criterios consensuados sobre cómo y de qué manera han de aplicarse las normas para considerar que se cumplen los objetivos de la ley. Se trata de evitar que de nuevo el formalismo burocrático acabe ocupando el lugar de la mejora efectiva de las condiciones de trabajo. El Decálogo sobre la Vigilancia de la Salud, cuya representación precedió a la clausura, persigue este mismo objetivo.

 

 

Por iniciativa de ISTAS, un grupo de expertos en salud laboral han redactado diez criterios básicos para la vigilancia de la salud de los trabajadores/as cuyos enunciados reproducimos.

1. La vigilancia de la salud es un componente esencial de la Prevención de Riesgos Laborales.
2. La vigilancia de la salud supone una nueva orientación de la actividad sanitaria en el campo de la Medicina del Trabajo.
3. La vigilancia de la salud no es una actividad meramente asistencial.
4. La vigilancia de la salud debe abarcar lo individual y lo colectivo.
5. La vigilancia de la salud es un elemento para la promoción de la salud de los trabajadores.
6. La vigilancia de la salud requiere protocolos de actuación específicos según los riesgos.
7. La vigilancia de la salud debe respetar la intimidad de los trabajadores y la confidencialidad de la información.
8. La vigilancia de la salud no debe generar discriminación laboral.
9. La vigilancia de la salud no debe confundirse con el control del absentismo.
10. La vigilancia de la salud requiere independencia profesional.

Unos doscientos profesionales (médicos del trabajo, prevencionistas, inspectores y profesores universitarios), además de un centenar de sindicalistas, se han adherido a esta declaración.

El texto completo puede consultarse en internet en la página de ISTAS (www.istas.ccoo.es) desde donde se puede hacer efectiva la adhesión al mismo.

 

 

Imprimir imprimir
Enviar a un compañero/a enviar a un compañero/a
Comentar el artículo comentar el artículo
Portada11REPORTAJE
artículo siguiente artículo siguiente
artículo anterior artículo anterior
Sumario sumario