Ruido


1. Lo primero es conocer la situación:

Como norma general, siempre que no se pueda conversar normalmente a 1/2 metro de distancia, hay que sospechar que el nivel de ruido es mayor que 80 dB(A) y, por tanto, hay que evaluarlo.

Para conocer la situación, el delegado/a sindical no tiene más que exigir a la empresa que haga las mediciones ambientales (R.D. 1316/1989, art. 3.1) y la vigilancia periódica de su estado de salud prevista en la Ley (art. 22 LPRL) y le informe de sus resultados. Su no-realización o el rechazo a facilitar información pueden ser objeto de denuncia ante la Inspección de Trabajo.

¿Cómo controlar la correcta realización de las mediciones? R.D. 1316/1989, Anexos II y III

  1. Exigir que se realicen siempre en presencia de un representante de los trabajadores/as. R.D.. 1316/1989, art. 3.2.
  2. Comprobar la calibración del aparato de medición antes y después de la misma tomando nota del resultado.
  3. Asegurarse de que en el momento de la medición las condiciones de trabajo en relación con la exposición a ruido son las habituales. R.D. 1316/1989, art. 4. 1.
  4. Comprobar que se miden todos los puestos de trabajo, en los lugares donde habitualmente se colocan los trabajadores y a la altura de su oído.
  5. Solicitar la utilización de dosímetros para evaluar puestos de trabajo que impliquen movilidad o tareas con diferentes niveles de exposición.
  6. Exigir que se evalúe la exposición real de cada trabajador/a y no sólo el nivel de ruido de cada máquina.

Los resultados de las audiometrías, por otra parte, permiten realizar una valoración del daño colectivo en las distintas áreas de trabajo. Para ello, debe disponerse de esta información desglosada por las áreas de interés. De esta forma podemos llegar a saber, por ejemplo: (R.D. 1316/1989, Anexo IV )

Una vez obtenidos los datos de riesgo y de daño, si no se está seguro de saberlos interpretar es conveniente pedir asesoramiento al sindicato.

 

2. Elaborar alternativas para reducir la exposición:

Se pueden elaborar alternativas a base de recoger información de procedencia diversa: (R.D. 1316/1989, art. 7.)

1. De la empresa: exigir información sobre los estudios y pro gramas de prevención obligatorios.
2. De los trabajadores/as: requerir sus opiniones y experiencias sobre alternativas de reducción de la exposición.
3. De los técnicos: solicitar asesoramiento a los Gabinetes de Seguridad e Higiene, instituciones universitarias, bibliografía técnica, etc.
4. Del sindicato: pedir orientaciones e información sobre experiencias sindicales.

De las distintas alternativas estudiadas, seleccionar aquellas que parezcan más eficaces y viables para solucionar los problemas planteados. Hay que pensar que difícilmente se va a encontrar una solución única y definitiva, sino que más bien habrá que proponer intervenciones diversificadas. La discusión de las propuestas con los trabajadores/as servirá para contrastarlas y para comprobar el grado de aceptación y apoyo a las mismas.

 

3. Controlar y negociar la aplicación de medidas preventivas:

Es evidente que los incumplimientos legales, cuando existan, deben ser denunciados. Pero no sólo existe la vía de la denuncia ni la legislación es una garantía absoluta de prevención. La utilización de las distintas plataformas de negociación (Comité de Salud Laboral, convenios, etc.) para intentar acuerdos concretos puede resultar una línea eficaz de implantación de medidas preventivas y de mejora de las normas legales.

Entre las cláusulas generales de negociación para mejorar el reglamento de ruido estarían:

 

Modelos de solicitud de información a la empresa

1. Modelo de petición de los resultados de las mediciones de ruido:

A la Dirección de la empresa:

El abajo firmante, en su calidad de representante de los trabajadores, y de acuerdo con los derechos que le reconoce el art. 3.2.2 del R.D. 1316/1989, de 27 de octubre sobre ruido en el trabajo, solicita ser informado por escrito sobre los resultados de las evaluaciones de exposición de los trabajadores expuestos, de acuerdo con los tramos previstos por el Real Decreto, es decir:

1. Niveles inferiores a 80 dBA.
2. Niveles entre 80 y 85 dBA.
3. Niveles entre 85 y 90 dBA.
4. Niveles superiores a 90 dBA.

Igualmente, y de acuerdo con el art. 3.2.3 de la norma citada y de los artículos 15, 16 y 18 de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales, se solicita información sobre las medidas preventivas que la empresa tiene previsto adoptar a la vista de los resultados de la evaluación de riesgos.


Fecha y firma:

2. Modelo de petición de los resultados de audiometría:

A la Dirección de la empresa:

El abajo firmante, en su calidad de representante de los trabajadores, y de acuerdo con lo previsto en el art. 9.4 del R.D. 1316/1989 de 27 de octubre sobre ruido en el trabajo, solicita le sea facilitado el acceso a los resultados del control médico de la función auditiva de los trabajadores expuestos a niveles de ruido superiores a 80 dBA o, en su defecto, le sea remitido informe escrito con los resultados globales de acuerdo con las siguientes pautas:

Resultados de Número de trabajadores afectados las audiometrías según niveles de exposición

80-85 dBA 85-9º dBA >9O dBA

Normal:
Trauma acústico inicial:
Trauma acústico avanzado:
Hipoacusia leve por ruido:
Hipoacusia moderada por ruido:
Hipoacusia avanzada por ruido:
Hipoacusia no debida a ruido:

Sírvase así mismo, informar de los criterios con que se califican las distintas audiometrías.


Fecha y firma:

3. Modelo de solicitud de las actuaciones previstas por la ley cuando se superen los 90 dBA de nivel diario equivalente o los 140 dBA de nivel pico en un puesto de trabajo:

A la Dirección de la empresa:

El trabajador firmante, en su calidad de Delegado de Prevención, haciendo uso de los derechos de información "sobre las medidas preventivas que deberán adaptarse a la vista de los resultados de la evaluación" que le reconoce el art. 3.2.3 de R.D. 1316/1989 de 27 de octubre sobre el ruido, y a la vista de los resultados de la evaluación de ruido realizada en fecha en los que se constata la superación de los 90 dBA de nivel diario equivalente (o de los 140 dB de nivel pico),

SOLICITA SER INFORMADO DE LOS SIGUIENTES EXTREMOS EN RELACIÓN A LA APLICACIÓN DEL ARTICULO 7 DEL CITADO REGLAMENTO:

1. Los estudios y acciones realizados por la empresa para analizar los motivos por los que le superan tales límites, así como los resultados y conclusiones a las que han llegado.
2. Los programas de medidas técnicas destinadas a disminuir la generación o propagación del ruido, u organizativas encaminadas a reducir la exposición de los trabajadores y los plazos para su aplicación.
3. Justificación, en su caso, de que no resulta técnica y razonablemente posible reducir el nivel de ruido por otros medios y que, por tanto, deben utilizarse protectores auditivos.


Fecha y firma: