Estrés laboral


Acción sindical de empresa

1. ¿Cuáles son los problemas?

Los indicadores de posibles problemas en relación con el medio psíquico laboral pueden ser muy diversos: absentismo, ambiente hostil, fatiga, depresiones, alcoholismo, problemas de insomnio, etc. Hay que poner en marcha mecanismos que permitan hacerse una idea de cuáles son los problemas existentes. Esto puede hacerse mediante cuestionarios, discusiones en las pausas, asambleas. También puede proponerse a la empresa la organización de actividades (charlas, etc) que permitan que los problemas afloren. Un estudio más minucioso puede hacerse por medio de los Servicios de Prevención para detectar síntomas o enfermedades psicosomáticas. En general, hay que tener en cuenta que si bien la queja o la enfermedad de un sólo trabajador/a puede ser únicamente un problema individual, las coincidencias en un colectivo de trabajadores/as están indicando una situación de riesgo.

2. ¿Cómo y por qué se producen?

Hay que analizar las características de la tarea y del medio ambiente de trabajo con el fin de registrar aquellos aspectos que puedan constituir factores de riesgo psicosocial. En general, la observación y recogida de información sobre estos aspectos requiere observadores experimentados, por lo que se debe procurar contar con la colaboración de los Servicios de Prevención o con el asesoramiento técnico de Gabinetes Sindicales de Salud Laboral. Existen, no obstante, métodos al alcance de personas no especializadas o que pueden ser aplicados por trabajadores/as convenientemente adiestrados. En cualquier caso, las opiniones y experiencias de los trabajadores/as implicados es una fuente de información valiosísima e insustituible.

3. ¿Cuáles son las posibles soluciones?

Según los problemas detectados, las soluciones podrán ser unas u otras y afectar a la organización, planificación o realización del trabajo. Hay que discutir las soluciones con los propios implicados y aún así, es difícil encontrar alternativas que satisfagan a todos. Las soluciones deben ser siempre flexibles. En determinados problemas, el asesoramiento técnico es fundamental para buscar soluciones viables.

4. ¿Cómo llevarlas a cabo?

La normativa legal no nos ayuda mucho en este terreno, por lo que las propuestas de soluciones deben ser objeto de negociación con la empresa para intentar acuerdos y plazos de aplicación de las distintas alternativas. Se debe ejercer un control sindical para que lo que se ha acordado se aplique realmente. Pero, además, hay que vigilar que las soluciones propuestas sean adecuadas, de tal forma que puedan mortificarse si no son eficaces o se demuestra que son insatisfactorias para los trabajadores/as implicados.

En cualquier caso, debe aprovecharse la negociación colectiva para plantear aspectos concretos de esta problemática estableciendo cláusulas de salud para las siguientes condiciones laborales:

 

Condiciones para un trabajo satisfactorio

1. La organización del trabajo y el diseño del puesto de trabajo deberían:

2. Las tareas deberían:

3. Las tareas no deberían: