AIRE LIMPIO EN EL TRABAJO


¿Cuál es el problema?

La opinión pública está muy sensibilizada por los problemas de contaminación del medio ambiente.

Sin embargo, se presta menos atención a la contaminación del aire de los centros de trabajo, donde en muchas ocasiones, los niveles de contaminación son mucho más elevados y donde pasamos una buena parte de nuestras vidas.

Los centros de trabajo, incluidos los industriales, no tienen porqué ser lugares llenos de polvo, gases, humos y vapores.

No te ensucies los pulmones

1. La mejor manera de controlar los contaminantes es eliminarlos del lugar de trabajo. Los productos químicos, materiales, máquinas o procesos que emiten contaminantes tóxicos deberían eliminarse o ser reemplazados con alternativas seguras.

2. Si esto no es posible, los contaminantes deben controlarse, preferentemente, mediante su extracción en el origen.

Si los elementos fijos de extracción no son apropiados, deben instalarse unidades móviles de forma que puedan ser manejadas por el propio trabajador.

Las unidades de extracción deben disponer de buenos filtros para impedir que las sustancias tóxicas sean liberadas a la atmósfera exterior.

3. La ventilación general debería asegurar un suministro regular de aire fresco en el lugar de trabajo, y debería poder limitarse el problema mediante cabinas o zonas autónomas.

4. La protección personal solo debe utilizarse donde las anteriores medidas no puedan ser aplicadas o son insuficientes.

La Ley te protege

La Ley exige al empresario el control de los riesgos químicos, de acuerdo con una serie de principios de prevención:

  1. Eliminar el riesgo
  2. Evaluarlo: valorar el riesgo para la salud que comporta la exposición
  3. Limitar la exposición al mínimo con medidas técnicas o reduciendo el tiempo de exposición

El empresario también debe informar a los trabajadores sobre el riesgo y las medidas de prevención más adecuadas, así como proporcionarles las Hojas de Seguridad de los productos utilizados.

Los fabricantes, importadores y los suministradores deben asegurar que sus productos no exponen a los trabajadores a los peligros, y deben suministrar las Hojas de Seguridad a los empresarios

Los trabajadores/as deben mantener prácticas de trabajo seguras para sí mismos y para los compañeros/as y utilizar los equipos de protección tal y como quede establecido