LAS VIBRACIONES


Las vibraciones transmitidas por las instalaciones, máquinas y herramientas al organismo, pueden producir daños importantes a la salud.

Factores de riesgo

Las vibraciones pueden afectar a todo el cuerpo, por ej: cuando conducimos un camión; o afectar, sobre todo al sistema mano-brazo, por ej: cuando manejamos un martillo neumático.

En ambos casos los factores de riesgo más importantes son el tipo de vibración (su frecuencia y aceleración) y el tiempo de exposición a la misma.

En el caso de las herramientas vibrátiles la fuerza de agarre, el material de la empuñadura y la posición la mano y del brazo en relación al cuerpo son factores a tener en cuenta.

En el caso de los vehículos lo serán el estado de las suspensiones y de las ruedas, el asiento del conductor y el estado del terreno por el que se circula, entre otros.

Daños a la salud

El uso continuado de herramientas vibrátiles puede provocar lo que conoce como la enfermedad de los "dedos blancos". Se trata de una alteración de los nervios y de la circulación de la sangre a nivel de la mano que puede llegar a ser irreversible. También pueden producirse otras lesiones de los músculos, tendones y articulaciones de la mano y brazo.

La conducción de vehículos y maquinaria pesada puede producir lesiones articulares y musculares de la espalda, alteraciones nerviosas y de la visión y enfermedades del sistema digestivo.

Todas estas lesiones están reconocidas como Enfermedades Profesionales.

Prevención

Para las herramientas vibrátiles:

 

Para los vehículos y maquinaria pesada: