Más de 15.000 personas trabajan en el sector de las renovables en Cataluña

Es una de las conclusiones del estudio sobre la sobre la situación de las energías renovables en esta comunidad que ha realizado CCOO de Cataluña (CONC) en colaboración con ISTAS. El texto completo del informe lo podéis encontrar en castellano y en catalán en la Biblioteca virtual de ISTAS. José Manuel Jurado, responsable del Departamento de Medio Ambiente de la Secretaría de Desarrollo Territorial de CONC, nos ofrece un resumen de las cuestiones más importantes del informe.

La situación de la gestión de la energía en Cataluña es similar a la del resto del Estado, con determinadas especificaciones. Sin entrar en matices, existe una circunstancia paradójica: si bien el primer parque eólico de España se instaló en nuestra comunidad hace 25 años, la mayoría de autonomías nos superan en la generación a partir de energías renovables (EERR). Por otro lado, el crecimiento de las instalaciones de este tipo durante los últimos años ha sido evidente en Cataluña, especialmente en energía solar (sobre todo térmica) y eólica. En 2007 nuestro crecimiento relativo fue ciertamente espectacular.

El sector de las EERR, vinculado a ese concepto todavía difuso de "empleo verde" -su caracterización técnica sería merecedora de un serio análisis-, tiene importantes potencialidades tanto a nivel laboral (nuevas oportunidades de empleo, distribución territorial de riqueza, imposibilidad de deslocalización...) como ambiental (mitigación del cambio climático, reducción de la contaminación atmosférica, etc.).


El pasado año, el departamento de Medio Ambiente de CCOO de Cataluña encargó al Centro de Referencia en Energías Renovables y Empleo de ISTAS - CCOO un estudio sobre la ocupación relacionada con la implantación de instalaciones de EERR en nuestro territorio. La idea consistía en realizar una aproximación a nuestra situación, partiendo de los resultados del estudio elaborado durante 2007 a escala estatal (ver el dossier del nº 47 de Daphnia). Otros compañeros de nuestro sindicato han realizado trabajos equivalentes en su ámbito. Los interesantes resultados del estudio encargado con posterioridad por CCOO de Madrid Región podréis encontrarlos también en estas páginas.


Los técnicos de ISTAS han realizado un análisis del grado de desarrollo de las EERR, valorando cuáles son las expectativas futuras sobre creación de empleo y el perfil de los profesionales. El trabajo de campo fue elaborado en 2008, a partir de entrevistas a expertos y actores del sector. Consiguieron contactar con cerca del 50% de las 481 empresas existentes en el momento, lo cual es una muy buena muestra de la realidad si lo comparamos con la mayoría de estudios similares.


Nuestro departamento, además de impulsar el proyecto, también ha participado en diversas fases de su desarrollo. Cabe destacar la publicación de un resumen operativo, dirigido a representantes sindicales, que fue distribuido el pasado Día Mundial del Medio Ambiente en un seminario sobre gestión de la energía. Esta esta actuación ha contado con el apoyo del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat de Cataluña. Una de las conclusiones principales de esta iniciativa es el número de personas que trabajaban en este sector: 15.432.

Las características del caso de Cataluña tienen ciertas variaciones respecto al conjunto del Estado, ya que mientras en nuestra comunidad el principal subsector es el de la energía solar térmica, en el caso general domina el eólico.


Pero sí que son comunes las referencias del estudio a las enormes perspectivas de crecimiento de las EERR, reconocido por la gran mayoría de empresas consultadas. Ciertamente, hay datos objetivos que apuntan en esta dirección. El Acuerdo Estratégico 2008-2011 (pacto entre sindicatos, patronal y gobierno autonómico, por la internacionalización de la economía catalana) o el Plan de Energía de Cataluña 2006-2015 incluyen interesantes objetivos en generación renovable. Así, a los cerca de 400 MW eólicos presentes nuestro territoria se sumarán próximamente más de 2000. También se acaba de aprobar un proyecto para instalar 100 MW fotovoltaicos en 84 municipios de la demarcación de Barcelona, lo que podría crear varios miles de empleos y superará los objetivos iniciales del plan de energía.

La generación de energía y su gestión son importantes filones de empleo. Los cambios que se están produciendo en este sector influyen sobre las condiciones de trabajo y el futuro de miles de trabajadores y trabajadoras. Valorar, participar y actuar sindicalmente sobre esta evolución es una responsabilidad que desde CCOO debemos atender, y así lo defendemos.
La transformación es imparable por motivos diversos: precio de las materias primas, cambio climático, dependencia exterior... Sus resultados serán muy diferentes si contamos o no con una decidida participación de la primera fuerza social de nuestro país.

 

ISTAS, Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud