Osalan reconoce por primera vez una enfermedad profesional por exposición a amianto en CAF Irun

Osalan reconoce por primera vez una enfermedad profesional por exposición a amianto en CAF Irun

CCOO de Euskadi ha asegurado que este primer reconocimiento de exposición al amianto “deja en evidencia la actitud de la empresa”, al comunicar exclusivamente su utilización en Beasain.

El servicio de salud vasco, OSALAN ha realizado, a petición de CCOO de Euskadi, una investigación e informe favorable al reconocimiento de enfermedad profesional, como causa del cáncer y la muerte de un antiguo trabajador de CAF Irún, el pasado 21 de octubre, por su exposición al amianto durante su vida laboral, como calderero/montador, empleado desde 1946 hasta su jubilación en 1995.

El reconocimiento de este primer cáncer profesional en la planta de Irún, pone al descubierto, a juicio del sindicato, la amplia exposición laboral al amianto, 'sin información del riesgo, ni prevención alguna del riesgo cancerigeno'.

Hasta los años 90 los vagones de viajeros de la serie 6000 y 8000 que reparaban venían forrados de amianto, sustancia que arrancaban, cortaban y soplaban para limpiar o colocar nuevas planchas, aplicando incluso amianto a pistola, con nubes de fibras cancerigenas. En el mismo espacio de trabajo, los trabajadores comían o trasladaban la ropa de trabajo impregnada para su lavado en el domicilio.

La Orden de 1982 recogía las condiciones en la que debían realizarse la manipulación del amianto, CAF de Beasain se registró en el RERA en 1986 para unos trabajos temporales, adoptando puntuales y limitadas medidas de información y prevención, que no se molestaron en trasladar a Irún, incumpliendo absolutamente las obligaciones empresariales.

CCOO de Euskadi ha asegurado que Osakidetza del Bidasoa, 'incumplió una vez más con los protocolos establecidos al no comunicar la sospecha de enfermedad profesional, una vez diagnosticado el mesotelioma, cáncer de indiscutible origen profesional, mostrando el falso compromiso de los gestores políticos, a pesar de sus declaraciones institucionales. '

Es evidente, que sin el compromiso sindical de CCOO de Euskadi, esta enfermedad y muerte del ex trabajador de CAF, al igual que otras muchas, hubiera quedado oculta, ayudando a deteriorar la sanidad pública, al asumir cuantiosos gastos que pertenecen a Mutualia.

Para Jesús Uzkudun, responsable de Salud Laboral de CCOO Euskadi, ha quedado en evidencia 'la nula voluntad de CAF', para inscribir en el Plan de Vigilancia sanitaria post ocupacional a todos los trabajadores que décadas atrás, estuvieron directa o indirectamente expuestos al amianto. Por ello, el Área de Salud laboral de CCOO oferta sus servicios, para tramitar la inclusión en el Plan a los trabajadores activos y jubilados.

La vigilancia sanitaria específica de quienes estuvieron expuestos, posibilita la detección precoz de eventuales enfermedades, mejorando la esperanza de vida, además de facilitar la exigencia de compensación por el daño generado a las victimas, por las infracciones preventivas de la empresa.

ISTAS, Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud