CCOO informa al Ministerio de Medio Ambiente de la contaminación por lindano en O Porriño (Pontevedra)

CCOO ha presentado ante el Grupo Técnico de Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente la situación de contaminación por residuos de lindano que ha afectado a vecinos del barrio de Contrasto-Pereira, dentro del término municipal de O Porriño, que está a escasos km de Vigo.

El problema nació hace varias décadas cuando la empresa Zeltia fabricó lindano y otros plaguicidas cuyos residuos terminaron depositados en un terreno que se usó como escombrera municipal. Muchos de estos residuos acabaron utilizados en múltiples obras públicas, arreglo de caminos o muchas veces como insecticida en campos de la zona. De esa manera, aunque la escombrera fue sellada, el lindano se dispersó por muchos lugares contaminando suelos y acuíferos. La Xunta de Galicia puso en marcha en 1998 un plan para analizar los suelos que reveló concentraciones muy elevadas de HCH.

El problema se ha recrudecido cuando el Ayuntamiento de O Porriño decidió en agosto de 2017 iniciar obras de acometida de aguas en cuyas zanjas apareció lindano que ha terminado afectando a vecinos y trabajadores. La Consejería de sanidad ha admitido que hay al menos 14 personas afectadas y 19 pozos de agua contaminados. Algunas muestras de agua de pozos analizados han dado niveles de contaminantes de hasta 2.600 veces el límite permitido.

Muchos vecinos han padecido afecciones en su salud (se adjunta fotografías) y en algún caso los servicios sanitarios han recomendado el abandono de sus viviendas y el traslado a otras lejos de los lugares contaminados. Al mismo tiempo se ha avisado a los vecinos que dejen de utilizar el agua de sus pozos y usar el que les proporciona el ayuntamiento. La respuesta a este grave problema de salud pública ha sido muy lenta e insuficiente. Los propios trabajadores de las obras de saneamiento que dio lugar a la aparición del lindano también trabajaron junto a esos residuos sin conocimiento y sin protección respecto del riesgo que estaban corriendo.

Para Enrique Alonso (Secretario de Acción Sindical y Salud Laboral de CCOO de Vigo y además vecino directamente afectado), que presentó el caso en el Grupo Técnico de COP, la situación pone de manifiesto el abandono, la falta de acción y la descoordinación de algunas de las administraciones públicas competentes, y especialmente del Ayuntamiento de O Porriño que ha mostrado una notable negligencia en la gestión del problema.

ISTAS, Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud