Medio ambiente

Agua

agricultura

La disponibilidad de agua es uno de los principales problemas a los que debe hacer frente la humanidad. Hay 1.100 millones de personas que no tienen acceso a agua potable, con todas sus secuelas sobre la salud y sobre el desarrollo económico necesario para salir de la pobreza.

En España, la gestión del agua es un factor de conflictos sociales, políticos y económicos. Es frecuente la aparición de tensiones generadas por una gestión inadecuada: inundaciones, abusos urbanísticos en el dominio publico hidráulico... En la actualidad, hay graves deficiencias y desequilibrios como consecuencia de un modelo de gestión insostenible, que debe ser cambiado cuanto antes.

España, además, es uno de los países más vulnerables al cambio climático. Los expertos prevén menos precipitaciones, sequías más severas y prolongadas y una mayor frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos 

Desde esta perspectiva, la gestión del agua tiene ante sí el desafío de  modernizarse, de asumir los nuevos retos de ahorro, eficiencia, conservación del recurso y del uso de los instrumentos técnicos, económicos y sociales  disponibles. Hace falta, pues, una nueva cultura del agua. La actuación de los trabajadores y de las organizaciones sindicales es fundamental para conseguirla. 

Los contenidos de esta sección son:

Aguas continentales Cascada Urredera agua rio
Las aguas continentales abarcan el conjunto de materias que afectan la gestión de los recursos hídricos relacionados con los ríos (planificación y gestión de cuencas, régimen fluvial, erosión, etc), lagos naturales y masas de agua reguladas(embalses, seguridad de presas) y aguas subterráneas (acuíferos, regimen de recargas,explotación, etc)

ISTAS, Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud