Salud laboral

Actividades preventivas

Política preventiva y gestión integrada

Cuando la empresa declara su política preventiva, está asumiendo publicamente su compromiso de integrar los criterios de prevención en todas sus decisiones, determinando las lineas generales que hay que seguir a la hora de tomar decisiones.

Adoptar una política preventiva  e integrarla

Integrar la prevención significa que se incorporan los criterios de prevención a todos las decisiones de gestión. Significa que cuando se toman decisiones de cualquier tipo, se valora previamente si y cómo afectan a la salud de los y las trabajadoras, cuidando así  que de ellas no se deriven daños a la salud.

Para que esto se haga, debe haberse adoptado una política empresarial de prevención,  apoyada en un buen asesoramiento técnico.

Qué hay que hacer
Toda decisión debe pararse a analizar si puede suponer algún tipo de riesgo con el fin de eliminarlo o minimizarlo (RSP art. 1.1 párrafo 1º).

Para ello, el empresario debe establecer unos criterios generales de actuación, ya que las decisiones que pueden afectar a la salud y seguridad las pueden tomar, por activa o por pasiva, muchas personas en la empresa.

Con estos criterios, todo aquel que tome algún tipo de decisión, tomará en cuenta los criterios de prevención: la política preventiva de la empresa servirá de guia para la toma de decisiones a la hora de realizar compras, organizar el horario de trabajo, al asignar tareas, reestructurar procesos, etc.

La política preventiva de la empresa debe constar en un documento conocido por todos: toda la cadena de mando o línea jerárquica, desde los máximos responsables empresariales a los jefes de equipos, han de conocer y aplicar los criterios preventivos en sus decisiones (RSP art. 1.1 párrafo 2º ).

 
Enlaces de este tema
Gestión de la PRL
 
 
Enlaces de este tema
Informes e investigación de resultados sobre modelos de gestión de riesgos laborales
 
 
Enlaces de este tema
Gestión económica y costes
 

ISTAS, Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud