Salud laboral

Noticias de salud laboral

CCOO promueve dos estudios que diagnostican la situación del cáncer laboral en España

En 2004 fallecieron en España 14.016 hombres y 2.109 mujeres por enfermedades relacionadas con su trabajo. En el mismo año, las estadísticas oficiales sólo registraron 2 casos de muerte por enfermedad profesional

El objetivo general del presente informe ha sido calcular la frecuencia aproximada de las enfermedades laborales en España en el año 2004. Para ello se han aplicado estimaciones realizadas por expertos investigadores de países de nuestro entorno a la situación española. Debido a la ausencia de datos fiables propios, ésta es la única posibilidad para aproximarnos a las dimensiones reales del problema en España.

Es necesario conocer la frecuencia y la distribución de las enfermedades laborales para planificar adecuadamente las estrategias preventivas y asistenciales necesarias para minimizar los daños del trabajo sobre la salud. Sin embargo, todos los expertos reconocen que la información disponible en el registro oficial de enfermedades profesionales en España es muy limitada para alcanzar estos fines.

Según los cálculos realizados, en 2004 fallecieron en España 14.016 hombres y 2.109 mujeres por enfermedades relacionadas con su trabajo. En el mismo año, las estadísticas oficiales sólo registraron 2 casos de muerte por enfermedad profesional. El mayor número de muertes de origen laboral se relacionaría con tumores malignos (alrededor de 9.400 fallecimientos) y enfermedades cardiovasculares (cerca de 3.600 muertes).

80.000 nuevos casos de enfermedad laboral

Por otra parte, hemos estimado que cada año se producen en España, como media, 80.000 casos nuevos de enfermedad laboral, la mayoría alteraciones osteomusculares (28.000 casos nuevos al año) y enfermedades de la piel (11.000). El subregistro total de enfermedades laborales (diferencia entre casos estimados y casos registrados) alcanza el 64%, y se acerca casi al 100% en tumores malignos (sólo 9 casos registrados, algo más de 5.000 estimados) o enfermedades cardiovasculares (13 casos registrados, más de 1.000 estimados). El registro oficial de enfermedades mentales de origen laboral es nulo, aunque nuestras estimaciones apuntan a la aparición de 7.500 casos al año por esta causa.
Estimamos que en 2004 un 9% de los trabajadores y el 13% de las trabajadoras padecieron algún tipo de dolencia relacionada con el trabajo. De nuevo, destacan las alteraciones osteomusculares y mentales. En total, se estima que 1.800.000 trabajadores padecen problemas de salud de origen laboral en el año de referencia.

Metodología del estudio

Para nuestras estimaciones se han utilizado datos de estudios e informes recientes publicados en revistas científicas de prestigio internacional o procedentes de instituciones oficiales. Estos estudios se han llevado a cabo en Finlandia (Nurminen y Karjalainen, 2001; Riihimäki y cols., 2004), Estados Unidos (Seteenland y cols., 2003), Canadá (Kraut, 1994), Reino Unido (Cherry y McDonald, 2002) y Comunidades Europeas (European Communities, 2003). También se ha recurrido a la información procedente de dos fuentes de ámbito nacional (Instituto Navarro de Salud Laboral, 2006, e Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, 2004). Los datos poblacionales para España y comunidades autónomas en 2004 se han obtenido del Instituto Nacional de Estadística (defunciones según causa de muerte y Encuesta de Población Activa).

Se han valorado cuidadosamente las fuentes de error que pueden haber afectado a estas estimaciones, necesariamente basadas en su mayoría en estudios llevados a cabo en otros países por no estar disponible en España la información necesaria para valorar adecuadamente el impacto de las enfermedades laborales. Aunque no es posible cuantificar exactamente el efecto de estos errores potenciales, de esta valoración deducimos que las estimaciones obtenidas son conservadoras, es decir, todavía infravaloran el verdadero impacto (en términos de mortalidad y morbilidad) de las enfermedades de origen laboral en España.

Conclusiones


  1. En nuestro país, se reconoce de forma generalizada que el sistema oficial de registro de enfermedades profesionales infravalora en gran medida el verdadero impacto de las enfermedades relacionadas con el trabajo en España.

  2. Es posible valorar con mayor fiabilidad el impacto de las enfermedades laborales en España extrapolando estimadores de mortalidad, incidencia y prevalencia obtenidos mediante distintas aproximaciones en países de nuestro entorno y con similares niveles de desarrollo.

  3. Según los datos del sistema oficial de registro de enfermedades profesionales, en España se declararon en 2004 cerca de 30.000 enfermedades profesionales, de las cuales el 99% fueron sin baja o leves. Sólo 152 casos se registraron como graves y sólo se registraron 2 muertes.

  4. Basándonos en estas extrapolaciones y según nuestros cálculos, en 2004 fallecieron en España alrededor de 14.000 hombres y 2.100 mujeres como consecuencia de enfermedades debidas a exposiciones ocurridas en sus lugares de trabajo.

  5. La mayoría de estas muertes (cerca de 8.600 en los hombres, 800 en las mujeres) se debieron a tumores malignos, seguidos por enfermedades cardiovasculares (respectivamente en hombres y mujeres, cerca de 3.000 y de 600 muertes estimadas).

  6. Según nuestros cálculos, cada año se producen en España cerca de 80.000 nuevos casos de enfermedades de origen laboral. Por orden de frecuencia, estas enfermedades laborales son mayoritariamente osteomusculares (cerca de 28.000 casos nuevos al año), enfermedades de la piel (alrededor de 11.000 casos) y pérdidas auditivas (alrededor de 10.000 casos). Cada año se producen en España casi 7.500 alteraciones mentales relacionadas con exposiciones laborales y algo más de 5.000 tumores malignos de origen laboral.

  7. En comparación con las enfermedades profesionales registradas, estas estimaciones medias suponen un subregistro total del 64% de los casos incidentes. Por patologías, destacamos el subregistro de tumores malignos, enfermedades cardiovasculares, hipoacusias por ruido y enfermedades respiratorias, con más del 90% de los casos de origen laboral estimados no reconocidos. El sistema de registro de enfermedades profesionales no contempla ningún caso de enfermedad mental.

  8. En el año 2004 hubo en España más de 1.800.000 trabajadores afectados por algún problema de salud relacionado con su trabajo (excluyendo lesiones por accidente de trabajo). De ellos, prácticamente la mitad (algo más de 920.000) son hombres y el resto (casi 880.000) mujeres. Las alteraciones más frecuentes son de origen osteomuscular (455.000 casos en hombres, 428.000 en mujeres), seguidas por las alteraciones mentales: estrés, depresión o ansiedad (136.000 casos en hombres, 148.000 en mujeres). En términos relativos, el 9% de los trabajadores y el 13% de las trabajadoras sufren alguna dolencia como consecuencia de su trabajo.

  9. La frecuencia de casos prevalentes en las mujeres es mayor que en los hombres para todas las alteraciones de origen laboral consideradas. Por ejemplo, un 10% de las trabajadoras padecen enfermedades osteomusculares y el 3% estrés de origen laboral, frente a prevalencias de 6% y 2% para estos mismos problemas en los trabajadores.

  10. Una evaluación cuidadosa de las diferentes fuentes de error que pueden haber afectado los resultados presentados en este informe sugiere que es más probable que todas nuestras estimaciones infravaloren la dimensión real del problema.

  

ISTAS, Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud