istas

CCOO se suma a la Hora del Planeta

La Hora del Planeta, iniciativa promovida por la organizción WWF a la que se ha sumado Comisiones Obreras, se celebraró el pasado sábado 28 de marzo, entre las 20.30 y las 21.30, momento en el que el mundo entero se uíó frente al cambio climático. Chimenea de fábrica

Según los organización, se espera que La Hora del Planeta fuera el evento de participación masiva más importante del mundo, y que contó con la participación de 2.450 ciudades apagando sus edificios y monumentos más representativos, entre las 20.30 y 21.30 del pasdo sábado 28 de marzo. La Hora del Planeta busca sensibilizar a la población sobre la amenaza del cambio climático y demostrar que es posible la acción, tanto de forma global como individual. La campaña recuerda que pequeños cambios en la vida diaria, como reemplazar las bombillas por luces fluorescentes o reducir el consumo energético, también son cruciales.

La iniciativa pretende lanzar un mensaje a los líderes mundiales que se reunirán en diciembre de este año en Copenhague, para firmar un nuevo tratado global sobre cambio climático, que dé continuidad al actual de Kioto.

Los monumentos españoles que ya forman parte de la Hora del Planeta son: el Museo Guggenheim, en Bilbao, La Sagrada Familia, La Pedrera de Caixa Catalunya y la Torre Agbar, en Barcelona, la Puerta de Alcalá, el Palacio Real y el Congreso de los Diputados, en Madrid, la Plaza del Pilar y el Ayuntamiento de Zaragoza, el Acueducto y la Catedral, en Segovia, la Giralda y la Torre del Oro, en Sevilla, la Alhambra, en Granada, así como el Ayuntamiento y el Palau de la Música, en Valencia (ver todas las ciudades).

Este 28 de marzo, la Tierra comenzará a oscurecerse como icono de la lucha frente al cambio climático. Nueva Zelanda inició la campaña que culminaría en la costa oeste de EEUU, después de haber pasado por 25 husos horarios. De este modo, a las 20.30, hora local de cada país, todas las ciudades que se unieron a La Hora del Planeta apagando las luces de sus edificios más destacados. Entre ellos, la Torre Eiffel, en París, la Ópera de Sydney, el Times Square, en Nueva York, el Cristo Redentor, en Brasil, la Torre del Sky Tower, en Nueva Zelanda, la sede central de la ONU, en Nueva York, y las Pirámides de Gizeh, en Egipto.

 
http://www.istas.net/web/index.asp?idpagina=3551